Incoboto android app

Llevo en esto de los videojuegos tal vez demasiado tiempo y, seguramente, me lo tome con más pasión de lo que sea saludable. Pese a que ya los conocía y había jugado antes, no tuve ninguna consola propia y, por eso, empecé realmente con doce años. No sé si fue la edad o la explosión mental que me generaron pero hasta hoy, 21 años más tarde, no ha parado de ser algo que ha ocupado cada vez más espacio en mi vida.

Vivo de ellos, estoy rodeado de ellos, juego a ellos y hablo de ellos . Y si pienso de manera racional qué es lo que más me atrae es sin duda la cantidad de posibilidades que tienen. De generar historias, de presentarlas, de poder meterte en ellas.

A mis doce años, tenía una Game Gear y ningún conocimiento del sector. Cada avance era ilusionante. Cada juego que probaba me alegraba, aunque fueran castañas como F-16 Fighting Falcon de Master System (bueno, tal vez aquí me he pasado). Si aparecían nuevas consolas, probaba juegos en los recreativos, hablaba con colegas, los veía en las revistas o me los encontraba en las tiendas, todo eran promesas de nuevas sensaciones, mundos y espacios que, en muchos casos, se cumplían.

We use own and third party cookies to improve our services and your experience. If you continue browsing, you are considered to have accepted such use. You may change your cookie preferences and obtain more information here .



Links:

All Rights Reserved

hello@izstantt.com